Libreros: Un Sello Único


Los libreros o estantes con libros y artículos decorativos pueden darle un carácter único a una sala de estar, un escritorio, una habitación o ¡incluso nuestro living! Es un elemento atemporal y una buena forma de optimizar nuestros espacios con un sello personal y cálido. Los libros son elementos que juegan a nuestro favor a la hora de decorar. Con sus distintos colores y tamaños, pueden convertirse en el foco de atención, cumpliendo varias funciones a la vez: organización, entretención y decoración ya que éstos no sólo se pueden utilizar para albergar libros, sino también para ser un elemento de diseño por sí mismos.

Aquí te dejamos algunas ideas para incorporarlos en tus ambientes.


Libreros empotrados

Son la alternativa perfecta para estilizar una pared que está vacía y que te gustaría realzar en tu casa, aportando estética a algún rincón perdido de la casa, donde podrás ubicar tus decoraciones favoritas o recuerdos que te inspiran algo especial.


Libreros bajos

Son ideales para ubicar en lugares donde tienes poco espacio, además puedes servir de “arrimo” o para delimitar espacios, clasificar objetos y aportar al orden. Clasificación y finalmente a algún orden buscado, ideales cuando no quieres ocupar toda una pared o gran parte de ella.


Libreros modulares

Es la alternativa perfecta para tener unos distintos tipos de módulos en un mismo mueble y que otorgan un aire moderno a tus ambientes. Ideales para poner distintos tipos de objetos. Puedes jugar con distintos diseños y colores para darle tu sello propio.


¿Qué aspectos debemos tener en cuenta al momento de integrar un librero a nuestros espacios?


1) Definir el espacio donde irá el mueble y determinar qué función quiero darle (librero, mueble para juguetes, solo decorativo, mueble TV, entre otros).


2) Elegir materiales (madera, fierro, o combinación entre ambos)


3) Si sólo los quieres para exhibir y guardar tus libros, alterna entre grupos apilados y grupos de pie para que tu biblioteca se vea atractiva y se parezca menos a los estantes de una biblioteca local. Mantén cada extremo equilibrado y organiza grupos con alturas variables hacia el medio.


4) Selecciona tonos, colores y texturas complementarios.


5) Utiliza objetos y arte como complemento decorativo. Esto incluye jarrones, cristalería, figurillas y relojes. Agrupar Por Tono


6) Si tienes más de una estantería o librero multifuncional, decora algunas con tonos cálidos y otras con tonos frescos. Equilibra piezas brillantes con neutras, agrega una planta en cascada o una columna vertebral en el medio.


7) Si no tienes mucho espacio y tienes escaleras de tu casa; su parte inferior es ideal para crear una estantería diferente.


Sigue estos simples consejos y mira cómo cambian los estantes en tu casa.