La silla como fuente de inspiración


Desde los inicios de la historia, el descanso ha sido un tema fundamental en nuestras vidas, el eje central de nuestro bienestar y parte importante del HABITAR, donde arquitectos, diseñadores, artistas y artesanos han jugado un rol protagónico, incorporando la importancia del descanso en la visión espacial de sus proyectos y obras, pero también en las aulas.

En este contexto, La Silla como “objeto”, paso de ser un elemento funcional y simple, a ser una fuente de inspiración para grandes profesionales del diseño, logrando trascender trasversalmente en el tiempo convirtiéndose en una verdadera obra de arte. Orgullosos estarían algunos de los grandes como Le Corbusier, van der Rohe, o Rietveld, al ver que sus más importantes diseños han logrado mantenerse vigentes hasta del día de hoy, consagrando sus obras y convirtiéndolos en los grandes diseñadores de nuestra era. Trazos que han dejado huellas y que a pesar de haber sido diseñadas hace muchos años, siguen marcando un precedente en esta insaciable industria del diseño.