Benjamin Moore en Casa FOA: Color y Espacio Público

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Llenar de actividades las ciudades para recuperar los espacios públicos desde una calle hasta un sitio eriazo, es lo que se empezó a hacer 5 años atrás. Con ello, el arte urbano y el color como una forma de visualizar y activar estos lugares.

Las intervenciones de urbanismo táctico, placemaking y acciones de arte urbano, utilizan el color como una forma de reactivar estos lugares que por la rutina del día a día o por el estado en que se encuentran quedan invisibles para los ciudadanos. Estas acciones de color con vocación pública dan vida a estos espacios cotidianos e invisibles, siendo activados a través de una amplia gama cromática. Ya sea un mural en el fondo de un sito eriazo o un mural de piso de 3 cuadras, el color tiene una ventaja única: es comprensible sin saber por qué están ahí.

Benjamín Moore ha sido testigo y artífice de dos intervenciones en la que aportando sus colores, han ayudado a reactivar un espacio público de alto tránsito y un área común de un recinto privado. Buscando dinamizar el espacio de uso público de ambos lugares.

Plaza Metro, es una intervención realizada por el arquitecto Gastón Vega Buccicardi, ONG Espacio Lúdico, quien junto al Metro de Santiago, buscó transformar la salida sur de la Estación Santa Lucía en un lugar de encuentro, no solo para los transeúntes diarios de la estación, sino que también para los vecinos de Calle San Isidro. Esto se realizó con una gama arcoíris de colores que conectan desde el nivel boletería hasta la superficie de la calle, complementándose con una gran banca biblioteca y dos columpios urbanos para los transeúntes.


El creador de la intervención manifestó que “se propuso cambiar la percepción y uso de este espacio, transformándolo de un lugar solo de paso a uno donde la permanencia se cualifica con leer un libro o columpiarse. Siendo el color el primer enganche y después el mobiliario”.

En la segunda intervención, Benjamin Moore se alió con Casa FOA para la edición de este año. Invitaron a Gastón y a otros artistas, a intervenir los lugares que antiguamente eran el paseo San Damián. La propuesta “Espacio de COLOR Público” fue un trabajo realizado junto a la diseñadora Paulina Tapia, como base se utilizaron las líneas que manifiestan las diferentes tensiones entre los espacios y los edificios que componen el interior de este paseo. Se crearon vectores que señalan los diferentes recorridos y se puso de manifiesto elementos como una puerta, un peldaño o una banca. También se buscó activar las contrahuellas de los peldaños para guiar la vista hacia el interior de este espacio, transformando la canaleta de agua en un elemento que acompaña el recorrido.

En ambas intervenciones, lo que se buscó fue poner de manifiesto al color y cómo se ha convertido en una herramienta para agregar valor al espacio público, o lugares con vocación pública. Hoy, las pinturas permiten de una forma rápida y novedosa de innovar los espacios de la ciudad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]


#noticia